Quienes Somos

Viveros Canós empezó su andadura en 1958 fundado por Ramón Canós.

En un principio se inició con la producción de árboles frutales y cítricos para plantaciones comerciales. Poco después empezó también la actividad en Extremadura en la zona del recién estrenado "Plan Badajoz".

Con el paso de los años, y debido a la inquietud y el amor por su profesión de Ramón Canós, la empresa fue incorporando a su producción cada vez más planta ornamental.

En 1977 Juan Francisco Espinosa, ingeniero agrónomo y sobrino de Ramón Canós, se estableció en las instalaciones de Extremadura y se hizo cargo del vivero en esta zona, lo que generó el inicio de una fuerte expansión.

Posteriormente, en el año 1983 su hermano Ramón, también ingeniero en agrónomo, se incorporó a la dirección del vivero en Nules, lo que provocó una nueva etapa de expansión de la empresa.

En 2002, y buscando una comercialización más cercana al consumidor final, se inauguraron las instalaciones de Villajoyosa ( Alicante ), instalaciones que se han consolidado como un punto de distribución de los productos de la empresa tanto de producción propia como de comercialización.

En 2004 se dio el salto internacional con la adquisición de unos terrenos en la zona de Corrientes ( Argentina ) y la creación de la sociedad Explotaciones Agrarias y Pecuarias de las Siete Corrientes.

Ya en 2006 se constituyó dentro del grupo la sociedad Plant-Canós, un punto de venta con vocación de servicio y suministro a particulares y profesionales de la comarca de Castellón y alrededores.

En el año 2010 la plantilla de la empresa se vio incrementada por la incorporación de las hijas de Juan Francisco y Ramón, Maria Rosa Espinosa y Elena Espinosa así como el hijo de Ramón, Ramón Espinosa Jr.

Cada año asistimos a algunas de las ferias más prestigiosas del sector como son:

  • Iberflora (Valencia, España)
  • IPM-Essen (Essen, Alemania)
  • Salon du Végétal (Angers, Francia)

La labor realizada durante todos estos años no habría sido posible sin la colaboración de muchas personas, por ello,  no queremos dejar la ocasión de agradecérselo.

En primer lugar queremos honrar y agradecer a Ramón Canós la ilusión que supo transmitirnos por esta profesión que fue todo para él. Su intuición, dedicación, conocimientos y contínuo aprendizaje es para nosotros una doctrina de obligado cumplimiento para poder progresar en nuestro oficio.

Figura importante también ha sido nuestra madre, Rosa Canós, quien siempre estuvo compartiendo las decisiones en épocas difíciles y fue el apoyo constante al lado de su hermano Ramón.

Por otra parte también agradecemos su actitud a todas aquellas personas que han trabajado con nosotros en estos 50 años. Nombres como los de Plácido Miranda, Juan de la Cruz, Santiago Chamizo, entre muchos otros, son para nosotros sinónimo de honradez y fidelidad. Todos aquellos que actuaron de buena fe dejaron su huella marcada en la empresa y en nosotros.

Otro pilar de nuestra estabilidad han sido nuestras esposas y familia, las cuales con su comprensión y apoyo han sido las que nos han hecho superar las dificultades del día a día.

Una persona que siempre nos dio buenos consejos y nos supo transmitir desinteresadamente una parte de su experiencia ha sido nuestro amigo el Padre Vicente Mundina. Él sabe de nuestro gran aprecio.

Por último, el profundo agradecimiento a nuestros hijos, que con su interés en implicarse nos dan el estímulo que siempre es necesario para seguir creciendo.

Viveros Canós S.L. © PiensaNet